¿Utilizas adecuadamente tus correctores?

A menudo nuestro corrector nos salva la vida, con un poco podemos disimular cualquier imperfección; pero alguna vez te has preguntado si, ¿realmente le sacas provecho a tan milagroso producto?

Los correctores como lo indica su nombre, corrigen imperfecciones en tu piel, pueden ser granos, ojeras, manchas e incluso pueden ayudarte a perfilar tu rostro.

Por eso, en esta ocasión te compartiremos los mejores tips para que realmente te beneficies de las maravillas que nuestros correctores pueden hacer ¡los amarás!

Lo primero es conocer cuál es el uso de cada color:

Amarillo: Ayuda a cubrir ojeras muy oscuras, moradas y azules.

Naranja: Es súper útil para aclarar tu piel, corregir manchas oscuras y ocultar pecas.

Verde: Se utiliza para reducir el enrojecimiento de la piel, quemaduras de sol, ojeras claras y granitos.

Morado: Cubre manchas amarillas.

Café: Sirve para hacer contouring, adelgaza y disimula.

Ahora que conoces el uso de cada uno de tus correctores, es necesario que conozcas tu rostro a la perfección, es de suma importancia detectar que tipo tienes: cuadrado, ovalado, alargado, rectangular, diamante, triangular o triangular invertido, esto será útil para saber qué se debe de “resaltar” y que es mejor “ocultar.”

¿Identificaste tu tipo de rostro?, lo siguiente es saber que tono tiene tu piel, este paso es fundamental para que los correctores utilizados realmente funcionen; si ya detectaste los pasos antes mencionados puedes proceder a la aplicación.  

Toma en cuenta que este producto se aplica antes de la base, con el fin de unificar nuestra piel y evitar las odiosas manchas blancas.

Si los correctores se utilizan adecuadamente literalmente puedes hacer magia ¿tú cómo los utilizas bombshell?

Escribe y presiona "Enter" para buscar

Carrito de Compras